Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

INEDITOS

COMENTARIOS NOCTURNOS

Por adrian campillay - 14 de Mayo, 2013, 18:44, Categoría: INEDITOS

No se trata de dinero
es la baba del tiempo
y el calor de unas piernas
lo que nos preocupa
el espacio está vacío
el lugar es enorme
la vista se nubla
el honor no importa
el cansancio de las horas
es como la madre perdida en la memoria
y hay un asunto del que quería hablar
aunque corriera sangre
y cobardemente eso sucedió
fue hace mucho tiempo
pero duele como ayer
es el permiso de las palabras
el que hace posible las respuestas
de lo que todavía no se ha vivido
aunque haya dolido
aunque haya sido triste tatuaje
en la sombra de un libro
¿acaso no escribí un libro sobre vos?
¿no fue eso insuficiente?
el día en que te hice atravesar esos páramos
que años atrás había descubierto entre nosotros
no pensaba en vos, ni en tu hermana descalza
el flaco acababa de componer esa canción
que habla de la tribuna y la bengala
estábamos solos, vos y yo
y no nos habíamos dado cuenta
cualquier cosa era necesaria o urgente
y la vida que pensábamos tomar por atajo
se convirtió en una trampa
y ahora ya no me importa hablar
de eso que quería hablar
ni siquiera tu recuerdo es suficiente
y ya no tengo más droga
ni destino
ni mucho que contar.



ESPERA

Te esperé
por la grieta del bar
estrabas a sombras
dibujos que tu cuerpo se quitaba
eran vestidos de la noche

con tus versos
la muerte se quería ir

-de todas las cosas-

tus recuerdos de vos
eran otros hombres
caminando lejos

llevando cada uno la parte
que le tocaba tirar al mar

la botella encendida en tu mano terca
en cada dedo una palabra para ahuyentar a la muerte.

RIO ADENTRO

Por adrian campillay - 31 de Agosto, 2007, 18:02, Categoría: INEDITOS

1.
cada paso del dolor
es un camino
sin salida en el tiempo
arruga de la tarde
en cansado rostro de los días

la pregunta sin luz en el fondo del corazón herido.


2.
sin querer el cielo nos aplasta
la tierra se abre boca de lobo
desamorada figura o montaña donde me pierdo

hacia la soledad sin sentido

es así niño que muere
voz arrancada

grita, dentro de mí.


3.
y cada espina,
es un camino.

hoyo en la figura del tiempo
soledad del barro y la piedra
juventud lunar.

4.
el dolor naufraga sin querer
no puede ser totalmente nuestro
atraviesa los puentes entre las personas.

así el agua del día lava la sed nocturna
las sábanas huelen a miel y sangre
el desayuno descansa junto a las naranjas y los panes
inútiles
se amigajan
contra pezones luminosos.

sin doblarnos tocamos el suelo
la voluntad es el oro la empresa el alma
y siendo niños
recordamos
lo que va a pasar

¿por qué es así el tiempo: río arriba?
¿y los árboles?

no pueden protegernos
sólo oyen pasos
voces
de los pasos ciegos
ánimas del amor incomprendido
entre las palabras del futuro
y la montaña hundida en el horizonte.

....

SOBRE EL AUTOR

PATRIA

Por alejorives - 4 de Abril, 2007, 9:37, Categoría: INEDITOS

PATRIA

Entonces la Patria
fue también la calle donde estuviste solo
el aire de las guitarras silbando despacito
un sonido que se arrastraba

mujer que iba a dar a luz
y sólo tenía dos manos negras de clausura
dos manos ciegas
con dedos y uñas y ningún color
ninguna voz amiga
porque la Patria fue también los muertos
las tumbas sin nombres
los hijos inconclusos
de una mujer abandonada
los sueños fusilados
de una generación de pájaros
cuyo número no cabía
en la combinación de los candados

ni en el dorso de los cheques

ni en las partidas de defunción

ni en un poema.

Adrián Campillay (del libro "Acusación" 1989 - inédito)

PAGINA PRINCIPAL el momo poesía
PAGINA PRINCIPAL el ojo del sur
EL MOMO NOTICIAS

HOYOS

Por adrian campillay - 14 de Noviembre, 2006, 14:01, Categoría: INEDITOS

1.

hoyos en donde la medida de las cosas entra en el caos de la certidubre ¿quién olvidó poner una razón a este olvido? si dios o pesadilla es lo mismo de todas maneras nos dieron un cuerpo en llamas, una promesa, y la música de todo cuanto se mueve en el mundo

o el reflejo opaco de quien nos olvida.

2.

cada vez que la palabra entra en su boca hay un nacimiento.

ríos y ciudades anuncian una tormenta, simbólica, pero que acabará con todos nosotros. su última mujer es un poema sin hilos. desde allí su cuerpo se dice y niega, mientras el jardín crece sin cesar. y a pesar de todos los alimentos que una vez tuvo, es sólo un gallo ladrándole a la luna.

nov.2006

Blog alojado en ZoomBlog.com